Notificaciones de la Agencia Tributaria

    08/16/2021 10:39 By Moma

    Notificaciones de la Agencia Tributaria: qué son y cómo gestionarlas

    Las notificaciones de la Agencia Tributaria tienen una gran importancia de cara al cumplimiento de las normas fiscales. La mayoría de empresas pueden recibir una o más notificaciones a lo largo del ejercicio fiscal. Generalmente, la AEAT pondrá a disposición del destinatario la notificación de manera telemática, a través del buzón ubicado en su sede electrónica, o bien por correo postal si se trata de un particular.

     

    Los asesores pueden ofrecer el servicio a sus clientes de llevar a cabo la vigilancia de las notificaciones electrónicas puestas a disposición del usuario en la Dirección Electrónica Habilitada y estar al tanto de su contenido y de cómo puede afectarles, o qué acciones hay que llevar a cabo.

     

    Es de vital importancia leer, descargar y notificar la recepción de las notificaciones de la AEAT, ya que transcurridos 10 días en el calendario desde su puesta a disposición, se dan por notificadas y los plazos que se estipulasen para emitir una respuesta legal empiezan a transcurrir.

     

    Esto es mucho más fácil de hacer con una solución de vigilancia de automatizada, ya que el asesor no tendría que acceder periódicamente a la Dirección Electrónica Habilitada de cada uno de sus clientes para comprobar si hay notificaciones y descargarlas.

     

    En este artículo, te mostraremos información sobre qué son las notificaciones de la Agencia Tributaria y cómo CertiBox puede serte de ayuda en la vigilancia y gestión de las notificaciones electrónicas de los clientes de tu asesoría.

    ¿Qué son las notificaciones de la Agencia Tributaria?

    Se trata de un aviso, comunicaciones o requerimientos en los que la Agencia Española de Administración Tributaria nos informa de cualquier acción o procedimiento que está llevando a cabo.

     

    No necesariamente una notificación puede significar algo negativo para un cliente. Puede tratarse simplemente de una respuesta favorable a una solicitud de fraccionamiento o aplazamiento del pago del IVA.

     

    Se accede a las notificaciones y comunicaciones a través de la web de su sede electrónica, a través de la Dirección Electrónica Habilitada. Para ello, hay que utilizar uno de los métodos que nos permiten acceder al buzón electrónico, entre los cuales el acceso con certificado digital es la forma de acceso más rápida y cómoda para las asesorías.

     

    Las sociedades anónimas y de responsabilidad limitada, así como los autónomos o incluso las comunidades de propietarios, tienen obligación de recibir las notificaciones por medios electrónicos.

    Por qué es importante recoger las notificaciones de la AEAT

    Cuando un particular recibe una notificación de Hacienda por correo postal, si se niega a recogerla, ésta se remitirá a Correos para que el destinatario vaya a recogerla. En caso de no hacerlo, la notificación o aviso se da por recogida y los plazos empiezan a contabilizar.

     

    Ocurre exactamente lo mismo en el caso de las empresas y autónomos cuando se trata de notificaciones electrónicas. Si el usuario no descarga y visualiza la notificación que se ha puesto a su disposición en la DEH, cuando hayan transcurrido 10 días hábiles la notificación se dará por notificada.

     

    No todas las notificaciones de la Agencia Tributaria requieren una respuesta por parte del usuario. Pueden ser informativas, donde se indique la resolución de un procedimiento. Pero sí que requieren una respuesta aquellas en las que se hace un requerimiento, por ejemplo el envío de documentación que respalde los datos de una declaración de impuestos. También si queremos realizar alegaciones ante una propuesta de resolución.

     

    Para las asesorías supone una enorme cantidad de trabajo consultar las notificaciones de Hacienda que se envían a sus clientes. Pero se trata de un asunto crítico, donde los plazos pueden resultar en un perjuicio para el cliente si la asesoría no es diligente en la vigilancia y consulta de las notificaciones y comunicaciones, así como en las actuaciones posteriores.

     

    No ceñirse adecuadamente a los plazos, como consecuencia de no haber leído y descargado la notificación de Hacienda a tiempo, puede tener consecuencias negativas para el cliente dependiendo del proceso. Si se trata por ejemplo de una diligencia de embargo, no contestar a la notificación podría tener consecuencias económicas graves para el cliente.

     

    No contestar a determinados tipos de notificaciones y comunicaciones tributarias puede considerarse resistencia u obstrucción a las actuaciones de la Agencia Tributaria. Incluso si no se está de acuerdo con los requerimientos o procedimientos iniciados por la AEAT, es necesario responder.

     

    De acuerdo con el artículo 203 de la Ley General Tributaria, existen sanciones para quien no atienda a los requerimientos de la Administración Tributaria, que pueden oscilar entre los 150 y los 600 €.

     

    Además, cabe recordar que es imprescindible que la asesoría cuente con el certificado digital vigente del cliente, ya que si está caducado no se podrá acceder con éste al buzón de las notificaciones electrónicas de la Agencia Tributaria. Aquí es donde contar con una solución de emisión y renovación de certificados digitales es de vital ayuda para las asesorías, ya que permitiría automatizar una área fundamental para la gestión de los procedimientos que realiza habitualmente.

    Vigilalas notificaciones de la AEAT con CertiBox

    Si quieres tener la seguridad que tu asesoría gestiona eficazmente las notificaciones de tus clientes, lo mejor es automatizar la vigilancia.

     

    Con este servicio automatizado de vigilancia y recogida de las notificaciones, podrás tener el control de las notificaciones que llegan sin perder productividad, ni tener que desarrollar este proceso manualmente.

     

    La vigilancia de las notificaciones y el cumplimiento de los plazos es un aspecto crítico cuando se trata de tramites de la Agencia Tributaria. Tus clientes pueden ser los primeros perjudicados si no se lleva a cabo una gestión adecuada de las notificaciones electrónicas. Cuando se disponen de muchos clientes, llevar un control completo de todo viene a convertirse en una tarea compleja, en la que es fácil caer en descuidos y errores.

     

    Cuidar de tus clientes es esencial. Pero no podrás hacerlo adecuadamente si no realizas una gestión de las notificaciones electrónicas en el tiempo y forma adecuados. Evita errores innecesarios y asegura la satisfacción de tus clientes con un servicio automatizado de vigilancia de las notificaciones. Contacte ya para recibir más detalles.