¿Cuáles son los tipos de certificados digitales?

    03/11/2022 14:13 By Moma

    Tipos de certificados digitales

    Las personas físicas y jurídicas, empleados públicos, representantes legales y entidades sin personalidad jurídica pueden identificarse de forma legal en Internet con el certificado digital. Hoy día es obligatorio para las empresas llevar a cabo sus trámites con las administraciones públicas de forma digital, desde dar de alta un trabajador hasta solicitar una subvención. Por tanto, resulta muy importante conocer los diferentes tipos de certificados que permiten verificar la identidad del titular. Estos certificados son expedidos por la Sede electrónica.

     

    Las empresas y autónomos pueden firmar sus documentos digitalmente de forma segura con su certificado digital. Esto permite garantizar tanto la integridad e inalterabilidad del documento, como también la identidad de la persona, empleado público o sociedad que lo ha firmado. A través de soluciones como Signbox, tu asesoría podría facilitar que tus clientes (incluso si no tienen el certificado digital) puedan firmar documentos de forma válida y segura, autenticando su identidad digital a través de un código OTP que recibirían en su e-mail o en su móvil, y con la garantía de la identificación y autenticación del firmante.

     

    El uso de la firma digital con certificado de Sede electrónica digital tiene grandes ventajas para las empresas, como la agilización de numerosos trámites, o la mejora de la productividad, al no tener que realizar la firma de documentos de manera manual. Por otra parte, es la única forma legal de realizar numerosos trámites ante la administración.

     

    En este post te hablaremos de dos tipos de certificados digitales, el certificado digital avanzado y el certificado digital cualificado, ya que la firma con estos certificados tienen una distinta gradación en su calidad jurídica.

    Cuáles son los tipos de certificados digitales

    Los certificados digitales son documentos electrónicos que han sido expedidos por una Autoridad de Certificación. Su función es identificar a una persona física o jurídica, así como entidades sin personalidad jurídica, a través de unas claves criptográficas. El certificado electrónico o digital puede utilizarse para la firma electrónica de documentos, o también para verificar la identidad de su titular a la hora de realizar trámites con las administraciones públicas.


    Los certificados electrónicos contienen toda la información necesaria que identifica a su propietario. Entre estos datos, se encuentra el nombre, el NIF, las claves de firma, el algoritmo, la fecha de expiración y el organismo que lo ha expedido.

     

    Existen diferentes tipos de certificados digitales, según el tipo de firma para el que se vayan a utilizar. Estos certificados se diferencian en su grado de validez jurídica.

    1- Certificado digital avanzado

    El certificado digital avanzado es un documento digital identificativo que permite identificar electrónicamente a su titular de forma inequívoca a través de Internet. Esto permite hacer trámites con la administración pública, así como firmar documentos digitalmente de forma fiable y segura. Este certificado contiene los datos identificativos de la persona, y ha sido autentificado por un organismo oficial. 

     

    El certificado digital para firma electrónica avanzada está regulado en el Reglamento eIDAS. El artículo 26 indica que la firma electrónica avanzada debe cumplir con cuatro requisitos principales:

    1. Estar vinculada al firmante de forma única.
    2. Permitir su identificación.
    3. Haberse creado con los datos de creación de la firma electrónica que el firmante pueda utilizar, con un alto nivel de confianza y bajo su control exclusivo
    4. Estar vinculada con los datos firmados, de manera que se pueda detectar cualquier modificación ulterior.

     

    La firma electrónica avanzada permite así, por tanto, vincular al firmante con el documento y evitar que éste se altere de forma posterior. La firma electrónica avanzada es superior a la firma simple, ya que un documento que ha sido firmado electrónicamente con una firma electrónica avanzada no se puede falsificar posteriormente sin que se pueda detectar, a diferencia de lo que ocurre con un documento físico.

     

    Por eso, este tipo de firma es de gran utilidad para la firma de contratos, donde se requiere un alto nivel de seguridad, así como también para los trámites con la administración pública.

    2- Certificado digital cualificado

    Se trata de un certificado para firma electrónica, que posee además unas claves criptográficas asimétricas que permiten firmar electrónicamente. También se les suele llamar certificado electrónico reconocido. Hablamos de un tipo de certificado avanzado, pero que tiene algunas características que le aportan el máximo nivel de legitimidad, originalidad e inviolabilidad exigible.

     

    Cuando se dispone de un certificado cualificado, se puede llevar a cabo una firma electrónica cualificada. Ésta ayuda a evitar cualquier conflicto, y no requiere de una prueba pericial para corroborar su validez.

     

    Son certificados de persona física, aunque también pueden ser de representantes de entidad, ya sea con o sin personalidad jurídica. Este tipo de firma es totalmente equivalente a la firma manuscrita, a diferencia de la firma electrónica avanzada. Por tanto, tiene el más alto nivel de calidad jurídica en cualquier procedimiento legal.

     

    Para realizar este tipo de firma, debe hacerse con un dispositivo cualificado para la creación de firmas electrónicas.

     

    Las claves criptográficas identifican de forma inequívoca al titular de la firma. Sólo los Proveedores de Servicios de Confianza pueden emitir este tipo de certificados. Estos deben además haber sido acreditados y supervisados por el Ministerio de Asuntos Económicos, y no haber caducado.

     

    Otra de las características del certificado digital para firma cualificada es que tiene un reconocimiento de reciprocidad transfronterizo entre los países de la Unión Europea. Por tanto, las firmas que se hayan hecho con este tipo de certificado, emitido por cualquier prestador en cualquier país de la UE, tendrán validez jurídica en el resto de Estados Miembros.

    CertiBox, la solución para gestionar tus certificados digitales

    La gestión de los certificados electrónicos de terceros para la firma avanzada supone una gran responsabilidad para las asesorías. Si se quiere gestionar los certificados digitales de los clientes con las máximas medidas de seguridad, es conveniente poder almacenar y acceder a dichos certificados de forma segura a la hora de identificarse para realizar trámites con la administración.

     

    Esto puede solucionarse cuando se dispone de los certificados electrónicos en la nube, y se realiza la firma electrónica con todas las garantías legales y de seguridad. CertiBox te permite tener almacenados en la nube todos los certificados digitales de tus clientes para llevar a cabo cualquier trámite que requiera un certificado digital avanzado.

     

    Por otra parte, para optimizar el proceso de firma electrónica de documentos en tu asesoría, la solución SignBox te permite enviar fácilmente archivos en pdf, facilitar un código de firma a través de e-mail o SMS y hacer que los clientes puedan firmarlos de manera ágil y rápida, desde cualquier dispositivo, aunque el cliente no tenga el certificado digital en ese dispositivo.

     

    De este modo, tu asesoría tendría la garantía de que se identifica inequívocamente al firmante y el fichero no se puede modificar posteriormente a la firma sin que se detecte, además de que podría llevar a cabo numerosas tareas administrativas del mismo ámbito en menos tiempo, con mayor garantía jurídica y sin gastar papel.